Categoría: cuento

Cuento de Germán Maretto

6

Joystick

NIVEL 1 Está sentado, cómodo. Este nivel, al principio, le costaba un montón. Se chocaba con todo. Estuvo varias horas de varios días para tomarle la mano. Ahora es raro que se choque con algo quieto. Lo mismo es un...

18

LA PERSISTENCIA DEL VIENTO

Lunes 8 —Comencé a sentirme enfermo como nunca antes —dice el comisario Mike Deer, con un tubo de respiración por bigote. La periodista del Plover News asiente en silencio y con ojos brillosos. El médico le cambia el suero al...

23

LA PEREZA

Cuento finalista en el Primer Premio Internacional de Minicuentos 2012 Incluido en la antología Diez por ciento y más, de La Pereza Ediciones, Miami, USA. El sol se ha ocultado, quizás tropezado con alguna estrella. La cuestión es que ha atardecido. (Tampoco...

7

Cuento – discurso de cierre de las Tertulias 2012

Germán mira el reloj: 1:53 de la madrugada. Opina que para mañana, la mejor manera de cerrar el año será leyendo un cuento propio. Habrá un montonazo de gente. ¿Qué mejor oportunidad? Uno nunca sabe quién está entre el público....

23

Un rubí de latido imperceptible

Publicado en la Antología 2012 de Una Mirada al Sur El brillo del empedrado delataba las cenizas de la lluvia. Una leve brisa bebía de ellas y luego continuaba su camino sin horizonte. El blanco ojo de la noche estaba...

24

Militia

Primera Mención en el Concurso Internacional de Ciencia Ficción La Pereza 2013 – USA Este cuento fue inicialmente uno: El comando. Y si bien era autosuficiente en su trama, sentía que le faltaba algo. Esa carencia solo pude verla luego de...

5

Hoy no sé de qué escribir

Paraguay y Uruguay juegan la final. Plin plin plin… El cursor me llama y yo quiero ver el partido. Plin… Podría hablar de la vacuidad de la sombra, definirla como un ser que no fue y que vaga, atormentado y atormentador,...

4

Máquina maravillosa

Publicado en los diarios Perfil y La Voz del Interior Entró al recinto y el mundo quedó atrás. Allí sólo eran él y eso que tanto necesitaba: la raja que latía sin parar, ávida, provocándolo. “Metela. Metémela toda, maricón”, le...

8

La memoria del elefante

Fue en aquel entonces, cuando el tiempo era un grano de arena que buscaba moverse dentro de un reloj, que el niño caminaba hacia el elefante. El animal, que ya lo había presentido, había abierto los ojos y lo distinguió...