Categoría: texto

Cortapiel 5

Cortapiel

Me gusta ver mi piel lastimada. Lo supe cuando las espinas de un algarrobo me surcaron el brazo dejándome una herida muy singular. Gustavo, que en otra vida debió de ser médico, corrió a buscar su botiquín de primeros auxilios....

two clear drinking glasses with water 6

Silencio

Junto a la ventana de la habitación, Valentina da una última pitada a su cigarrillo mientras Tomás, su novio, está recostado sobre la cama con la mirada ausente. Llevan varios minutos en silencio, como se les ha hecho habitual. —Amor...

Albertita 13

Albertita

La nena siempre estaba sola en los recreos. Cuando se enojaba, su madre le decía que olía a puta, y ella absorbía como una esponja todas las palabras que oía. Por eso evitaba que se le acercaran las personas, por...

0

Víbora Ciega

Las estrellas son las únicas que cuidan las espaldas de Lisandro, mientras él fuerza una ventana del primer piso de la casona de sus padres. Ingresa. Dentro está su madre encremándose unas arruguitas frente a un gran espejo, abre la...

Jorge Luis Borges 1

Jorge Luis Borges – TEMA DEL TRAIDOR Y EL HÉROE

So the Platonic Year Whirls out new right and wrong, Whirls in the old instead; All men are dancers and their tread Goes to the barbarous clangour of a gong. W.B. Yeats: The Tower   Bajo el notorio influjo de Chesterton...

0

Una cuestión de dos y ceros

Al ver esta foto tomada el año pasado, burda por cierto, lo primero que pensé es que su autor no imaginó el 2020 que nos esperaba. De hecho, pareciera que su profecía escultórica se terminó cumpliendo. Y si la imagen...

Pantallas 0

PANTALLAS

Anna entró presurosa al departamento de su amiga usando la llave que, por cualquier emergencia o necesidad, cada una tenía de la casa de la otra. – ¿¡Hola!? ¿Julia? ¿Dónde estás? ¿Estás bien? Tras varios días sin noticias, había decidido...

Barcelona nunca llega - Germán Maretto - demo 0

Barcelona nunca llega

Mauro Coriglio era escritor, pero el poder de la palabra lo redujo a cero, o, lo que es igual, a ser solo un profesor en el taller literario que coordina en una biblioteca, sin más ambición que regodearse en la autorreferencialidad y el vacío interior que intenta exorcizar en el diván de su psicoanalista y en un libro que nadie leerá (este).

Algo que hacer 4

Algo que hacer

El tipo muere. En el más allá, lo espera un tribunal. Detrás de una enorme y nívea tarima semicircular, está la Santísima Trinidad, los santos y trillones de ángeles que forman una nube. Se abre el archivo de sus pecados:...

Eso 0

Eso

Durante el día no produce mayores problemas, pero a la noche se transforma. Siento que merodea por mi habitación, mientras permanezco acostado y rígido, para que no perciba ningún movimiento, igual que un mueble. Creo que no tiene muy buen...

ESCRIBIR.com.ar
Copia deshabilitada. Lo sentimos.