COLORÍN COLORADO

Tiempo de lectura: 9 minuto/s

VERSIÓN EN VIDEO
VERSIÓN EN TEXTO

Si bien no hay una fórmula para construir finales, es bueno tener en cuenta que un buen desenlace debe reunir las siguientes condiciones para que el lector sienta que «colorín colorado, este cuento ha terminado»: 

  1. Coherencia:
    • En cuanto a forma: si la historia está escrita en tono de humor, el final deberá tener ese mismo tono.
    • En cuanto a contenido: Si la historia habla de X, el final deberá estar relacionado con X. 
  1. Significación: debe dejarnos algo: una enseñanza, una inquietud, una conclusión. 
  1. Causar repercusión: escandalizar, conmover, enojar, alegrar, reflexionar. 

Truco: Una manera de asegurarnos el final es compararlo con el principio de la historia.  TIPOS DE FINALES 

  1. Final cerrado: Es definitivo: no deja puntos oscuros. “Mario y María por fin habían resuelto sus problemas y podían estar juntos. Frente a ellos, estaba el sacerdote que los declaraba marido y mujer.”

     

  2. Final abierto: No es definitivo. “Mario y María por fin habían resuelto sus problemas y podían estar juntos. Frente a ellos, estaba el sacerdote. Y mientras éste los declaraba marido y mujer, Mario miró a Julieta y le guiñó un ojo disimuladamente.”
UN APUNTE MÁS COMPLETO HACIENDO CLIC AQUÍ

CONSIGNA
(cliqueá en cada punto para hacerlo)
Punto 1Punto 2Punto 3Punto 4Punto 5

Leer los siguientes cuentos:

1

Mientras el sargento interrogaba a su madre y su hermana, el capitán se llevó al niño, de una mano, a la otra pieza…

– ¿Dónde está tu padre? – preguntó

– Está en el cielo – susurró él.

– ¿Cómo? ¿Ha muerto? – preguntó asombrado el capitán.

– No – dijo el niño -. Todas las noches baja del cielo a comer con nosotros.

2

Un día regresaron a la Tierra.

Y nos hicieron saber que nosotros no éramos ni animales, ni espíritus puros, ni seres humanos. Sino robots.

Robots de carne, ya que habían utilizado esta materia para fabricarnos. Además nos habían hecho a su imagen y semejanza, aunque muy groseramente, con prisas, sin cuidar los detalles. Ellos eran los únicos seres humanos de este planeta. Y lo habían abandonado hacía ya mucho tiempo, dejándonos en él. Porque eran indolentes y nos habían concebido industriosos, trabajadores, llenos de consciencia profesional y de ambición. Durante siglos habíamos sido, a nuestras propias expensas, los cuidadores de su Tierra.

Pero ahora ellos habían regresado.

3

Ella va caminando por el parque, su pelo al viento, cuando aparece el otro surgido de la nada. Un muchachito con idénticos pantalones negros y la cara totalmente pintada de blanco, una máscara sobre la cual de manera inexplicable se sobreimprime la máscara de ella: sus mismas cejas elevadas, sus ojos azorados. Ella sonríe con timidez y él le devuelve exactamente la misma sonrisa en un juego de espejos. Ella mueve la mano derecha y él mueve la izquierda, ella da un paso amplio y él da el mismo paso, el mismo modo de andar, los idénticos gestos, las cadencias.

Empieza el juego de proyectos, proyecciones. Fantasías como la de lavarle la cara al otro y encontrar tras la pintura blanca la propia cara. O acoplarse con él como una forma un poco torpe de completarse a sí misma. O dejarlo partir y quedarse sin sombra.

Vanos proyectos mientras el otro la va siguiendo por el parque, reflejando cada uno de sus gestos. Adentrándose cada vez más en la espesura a dos pasos de distancia. Las mismas expresiones.

 

Como a los tres se les ha quitado el final, hay que elegir uno y escribírselo. En lo posible, no excederse de las 15 líneas.

Quedarse ahora con el final creado y «olvidarse» del cuento que le dio origen.

 

Escribir un nuevo cuento que termine con este final creado.

 

 

Nota: Cuento 1, “PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO”, de Alejandro Urbina. 2, “UN DÍA REGRESARON A LA TIERRA…”, de Jacques Sternberg. 3, “OTRO”, de Luisa Valenzuela.

¿Listo, ? Bien, con el borrador obtenido, ¡a escribir el cuento! Acordate siempre de estas estrategias creativas RE-RE-RE:

  • REpasar: Mejorar el borrador surgido de la consigna, ya sea en su forma: ortografía, sintaxis; como en su contenido: agregado/quitado de fragmentos (párrafos, oraciones, palabras).
  • REciclar: Usar fragmentos del borrador para escribir uno nuevo que tenga alguna relación con el anterior.
  • REscribir: Hacer un nuevo borrador que quizás no se relacione en nada con el anterior.

EXTENSIÓN MÁXIMA DEL TEXTO: 1000 palabras ó 1½ página A4 escrita en Arial 11 con interlineado sencillo.

¡BUENA CACERÍA, !

Administrador

Cuidando de ESCRIBIR.com.ar

¡Escribí algo!

ACCESO USUARIOS