Autor: Amadeo Belaus

0

UN AMOR TAN IMPOSIBLE

Con la vista entre perdida y cansada, aburrido y sin planes específicos para esa tarde de domingo, estaba yo en la cocina de casa sin ánimos de ver TV, o de hacer algo. El calor y el silencio acompañaban mí...

0

MI DIARIO

Mayo: Hoy, el día de mi tumpleaños número diez y sieto, comienzo a escribir este, mi diari, que algún día haré público, si con esto puodo ayudar al prójimae. Como ya habrán motado, tengo gravas dificultades para un buenu escribir...

2

ESTUDIANTES EXTRANJEROS

En la escuela, el patio de baldosas rojas y blancas cada hora se llenaba de chicos bulliciosos que corrían, gritaban o conversaban en pequeños grupos. Luego, de pronto, el silencio: todos habían escapado hacia las aulas. En los días soleados...

4

RECUERDOS

Esperaba nervioso, sabía que en pocos minutos más escucharía la sentencia definitiva, la última. Esposado, me llevaron en presencia de tres ancianos, que supuse serían los jueces. Sí, lo eran y uno de ellos, sin mirarme, leyó un papel: bla,...

3

El Poeta

La desesperación de mis padres había sido total y definitiva cuando escucharon, sin aceptarlo, lo dicho por el médico de guardia del hospital donde me habían ingresado tras un accidente. —Lo lamento —dijo el doctor en voz baja, sentida—. El...

7

DOS AYERES

Caminaba yendo al trabajo. El cielo había despertado claro, luminoso. Cansino, acomodé mi corbata azul, tal lo exigía la propia pulcritud. Erguido, con firme prestancia, me destacaba ante nadie. Meditaba sobre el desamor. En la mano derecha lucía mi agenda...

0

EL ABRAZO

Frente a frente, bien cercanos parecían dudar. Un cielo atento y destemplado los acompañaba. Él, con traje oscuro y un capote negro para lluvia, bien erguido y elegante mostraba un rostro lleno de preocupaciones. No advertía estar pisando charcos de...

4

CARICIAS IMPURAS

CARICIAS IMPURAS   La conciencia no es visible y puede ser falsificada. Martha Stout   Sentada en el butacón que había sido de su abuela, en un silencio acostumbrado, entre oscuridades propias y ajenas, frente al ventanal, permanecía inmóvil. Los...

4

EL REINO DE FITURGIA

En un bosque frondoso de árboles de todo tipo y tamaño, con zonas cubiertas de pastizales suaves y abundantes lianas que parecían decoradas con flores multicolores, residían los fiturgos. Sus viviendas estaban en el costado sur, donde había más sol,...