01-06-2011

Tiempo de lectura: 0 minuto/s

Hoy miércoles mi viejo se va a España con dos copias de Rex Deus para participar en dos concursos. 5 kg de barrabasadas escritas. Pobre.

Yo me quedo acá, viendo cómo resuelvo un cuento que comencé a escribir que quiero darle un perfil más psicológico (sí, así como está, suena idiota). También tengo otro cuento en la gatera, listo para largar y tomado de la realidad misma (y resisto la tentación de agregar “…que excede a la ficción”).

La novela, sí la novela nueva, su nombre en código “36”. Va queriendo tomar forma. Disfruto de la primera escena en mi cabeza, abriéndose paso entre las voces. Había decidido que sería la continuación de “La serpiente y el león”… había.

Germán Maretto

Creo creando

¿Qué opinás?