Autor: Jonathan Toledo

0

Un barco llamado Purgatorio

El barco estaba destrozado por el tiempo y por el uso. Quién sabe a cuántos condenados había logrado transportar. En su costado se podía ver un nombre: en letras góticas, de esas que la vieja Sonia nos hacía dibujar en...

0

Estereotipia

El parásito se había distribuido por los reservorios de agua y, poco a poco, fue invadiendo a la población mundial. Sin signos, sin síntomas, sin indicios. La maldad estaba latente, encapsulada en una burbuja de cotidianidad. Cuando la enfermedad explotó,...

0

Papi

Empecé a chillar como cerdo en el matadero cuando el preservativo negro en que se había convertido mi novio prendió el estimulador anal. Mi mente divagaba en un intento por escapar; retazos de memorias relampagueaban en mi psique. Giré la...