¿Barcelona nunca llega? 👉El 26 de noviembre llega 😉

Barcelona nunca llega - Invitación

Felicidad, eso sentí cuando tuve en la mano el primer ejemplar salido de imprenta.

Felicidad también porque el libro había sido seleccionado por el Fondo Estímulo a las Ediciones Literarias Cordobesas y, gracias a ese programa que lleva adelante la Legislatura de nuestra provincia, es que podía tomar existencia en papel.

Felicidad como autor, finalmente, porque aparte de un resultado que me ha dejado muy conforme, tuve la oportunidad de explorar un género distinto del que suelo escribir. No pude con mi genio, eso sí, y los amores torcidos y la política encontraron cobijo en sus páginas, pero, sin mis incursiones en la historia antigua o la tecnología, la trama de Barcelona nunca llega es mucho más cotidiana, como deja entrever la contratapa del libro, con un Mauro Coriglio y su sentirse en cero que no tiene fin. Bueno, sí que lo tiene, pero hay que llegar a la página 281.

Y como la felicidad es demasiada, me gustaría compartirla con vos el día 26 de noviembre de 2021, a las 20 horas, en el Museo Marqués de Sobremonte, ubicado en la calle Rosario de Santa Fe 218, de la ciudad de Córdoba. Griselda Gómez, escritora y periodista cultural, estará a cargo de la presentación y yo, de brindarme todo lo que me sea posible.

Esa noche habrá disponibilidad de ejemplares y, si querés comprar el tuyo de manera anticipada, te está esperando en la página de la Editorial Scriptum para que lo recibas en tu casa con envío gratuito en Argentina, o con un descuento muy especial si preferís retirarlo el día de la presentación. Solo basta que hagas CLIC AQUÍ para leer sus primeras páginas y comprarlo.

Para no olvidarte podés agregarte al evento de Facebook haciendo CLIC AQUÍ

1 respuesta

  1. ¡Qué emoción!
    Allí estaré el 26 de noviembre para compartir tan hermoso momento.
    Felicitaciones, Germán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copia deshabilitada. Lo sentimos.