05-06-2011: Enoch y la @#% que te parió

Tiempo de lectura: 0 minuto/s

Hay momentos en que una novela en gestación se transforma en un embudo.

Conscientemente, hay temas que no quiero tocar. Pero después, subyacente, está esa fuerza que me va a empujando a investigar acerca de eso mismo de lo que no quiero hablar.

¿Finalmente tendré que leer el libro de Enoch, ese libro incierto y blasfemo para los judíos nacidos antes de Cristo? ¿Encuentro de humanos con ángeles? ¿Los gigantes nacidos de éstos y las mujeres, desaparecidos en el Diluvio sin dejar huellas? ¿La descripción del interior de un supuesto OVNI, hecha por Enoch, hijo de Caín, nieto de Adán?

La tentación a hablar de eso es mucha, el papelón resultante también.

Trato de pensar en otra cosa… abro el libro de Enoch. Ya voy por el capítulo 11.

Germán Maretto

Creo creando

¿Qué opinás?