Categoría: consigna

2

AFINANDO EL RADAR

Si hacer literatura significa recrear nuestra realidad, es impensable que lo sensorial esté ausente; y la única manera que tenemos los seres humanos de transmitir la realidad que nosotros percibimos es a través del registro de nuestros sentidos: vista, tacto, oído, gusto, olfato. Hora de «afinar el radar».

6

…Y

Comenzar una oración con la conjunción copulativa «y» era discutido años atrás y hoy suele verse con frecuencia este «recurso estilístico», por llamarlo apresuradamente. Y aquí, no solo que comenzaremos así, sino que además le daremos suspenso, que es una buena manera de generar un íncipit, esa primerísima parte inicial de una narración cuyo objetivo es tratar de apropiarse del lector y hacer que se adentre en la historia.

0

EL LIBRO OCULTO (Dublín)

Hay bibliotecas y está una de las mejores, la del Trinity College en Dublín (Irlanda). El problema son sus libros, particularmente uno.

0

¿SHERLOCK O JAMES? (Londres)

Date una vuelta por Londres y pedile a Holmes o a Bond que te ayuden con un caso que no podés resolver?

10

¿QUÉ HAY MÁS ALLÁ DEL CIELO?

Cada pregunta exige su respuesta, y más cuando el material a emplear es auténticamente nuestro y está contenido dentro de una epístola, cualquiera sea su naturaleza: carta, correo electrónico, nota, telegrama.

0

CONVERSATRON (beta)

Los científicos han inventado una máquina para establecer conversaciones con personajes conocidos en lugares y tiempos específicos. Está en versión de prueba (beta), con lo cual por ahí hay algún que otro malfuncionamiento, pero nada que no pueda resolverse… creemos.

0

COLORÍN COLORADO

Si bien no hay una fórmula para construir finales, es bueno tener en cuenta que un buen desenlace debe reunir algunas condiciones para que el lector sienta que «colorín colorado, este cuento ha terminado».

1

ESPECTANDO

El cine nos convierte en espectadores. Nos ubica en un rol pasivo… hasta que no comprendemos el lenguaje en que se expresan los personajes y nos vemos en la necesidad de fabricar nosotros mismos los diálogos que sostienen, convirtiéndonos en creadores de nuestra propia historia.
De paso, ¿qué mejor que el cine para aprender el timing de un diálogo?

ACCESO USUARIOS

A %d blogueros les gusta esto: