UNA PORQUERIA EL AMOR(tiempo de lectura: 6 minutos)

-¡Hola, abuela! ¡Por fin te encuentro!
-¡Hola, nena!, me encontraste de casualidad, es que no estoy nunca, estoy metida en un proyecto diferente… te va a encantar.
-¿Diferente?…me asustás abuela.
-No, no tengás miedo, resulta que el vecino, ese que me encantaba ¿te acordás? vino a proponerme que hagamos algo con la basura.
-¿Con la basura? No te entiendo…¿Y que le dijiste?
-Ja,ja,ja ¡la dibujemos! le dije, yo soy una artista Duilio ¡pintora para ser mas exacta! ¿Qué le iba a contestar Feli?
-¡Soy yo abu, Serena! Así que ahora andás con la basura…¡Feliz cumple atrasado!¿Como estás? ayer te llamé muchas veces y te mandé un mensajito.
-¡Querida!¡Yo no leo los mensajitos! Estoy muy bien, Feli.
-Serena, abu, soy Serena. Llamé a tu casa y tampoco estabas ¿Cómo pasaste el cumple?
-¡Ah!¡el cumple! Ni me acordaba que era mi cumple hasta que abrí el Facebook, y ahí estaban todos los doscientos cincuenta y tres amigos que tengo saludándome, pero decime nena que me interesa saber: ¿Vos que hacés con la basura?¿Adonde la llevás?
-¿Dónde querés que ponga la basura? En el canasto, afuera, todos los días saco mi bolsita. ¿Tus amigos tienen Facebook?¿De donde sacaste tantos amigos abuela? ¡Es peligroso!
-Vos sabés que el tema de la basura, eso no vá más nena.
¡ Nos vamos a morir sepultados en nuestra propia basura!, es tiempo de reciclar y de comprar todo suelto, las bolsitas ya están asfixiando las plantas y nos van a tapar a nosotros. Estoy pensando en un proyecto, se me ocurre ir al basural, jajaja, y buscar basura consistente, tapitas de plástico, sachés de leches y armar unos ladrillones con esa basura envuelta en bolsitas de nylon y revestir una pared ¿Qué opinás?
-Y abuela, me parece horrible, que querés que te diga…
-Pensaba hacerlo en la pared de la Municipalidad, viste que ahora están con ese problemita…les voy a llevar el proyecto a ver que les parece. Yo estoy chocha con la tecnología, mirá la cantidad de amigos que tengo gracias a eso, pero me parece que hay que volver atrás en muchas cosas. Nosotros cuando éramos chicos íbamos al almacén y comprábamos las galletitas sueltas, todavía me acuerdo el olorcito que salía de la lata cuando compraba un cuarto de Boca de Dama bañadas en chocolate, pero ahora que pienso, me las daba en una bolsita…no, no, no hay que ir más atrás, cuando mi abuela las amasaba en su casa ¿Viste el proyecto alcoholemia cero? Bueno, yo voy a proponer basura cero ¡Que cada uno se haga cargo de su basura! ¡Son como cien millones nena lo que gasta la Municipalidad en eso! ¿Te imaginás decirle a la empresa: “Señores, dejamos sin efecto el contrato porque no hay más que recoger”?
-Me encanta abuela, es muy interesante tu propuesta, pero no te hagás muchas ilusiones…
-Vos no sabés nena ¡Los tesoros que hay en la basura!¡Las esculturas que podemos hacer ahí!
-¿Cómo sabes eso abuela?
-¡Ay nena! ¿no le vas a decir nada a tu mamá que estuve ahí, no? bueno te cuento, los otros días estuvimos y construimos una momia con pañales usados. No sabés, me enamoré, te juro que me la hubiera traído a casa si no fuera que pesaba tanto…
-Abuela, ¡qué asco!
-Tendrías que venir conmigo algún día.
-Sí, sí, te voy a acompañar un día de estos.
-Aunque… nos vas a interrumpir…jijiji ¡ay nena! ¡si supieras!
-¿Si supiera que?¿que tengo que saber abuela?
-Estoy perdidamente enamorada…no sabés lo que es…te va a encantar…encima es artista como nosotras ¡Es un amor!
-¿Dónde lo conociste abuela?
-Es amigo de mi vecino, el que antes me gustaba ¿Te acordás? Pero era tan lento nena…yo ya voy a cumplir ochenta, no lo iba seguir esperando que se decida…la cuestión es que fui a lo de mi vecino a buscar azúcar y me invitó con unos mates y ahí estaba Rogelio, un churrazo… Ojos verdes, alto, morocho, muy caballero, cómo será que nos quedamos como una hora charlando los dos y Duilio ya nos quería echar, se notaba…bostezaba, se paraba, ya no sabía qué hacer…así que lo invité a casa.
-¡Abuela! ¡Que arriesgada!
-No nena, no sabés…Yo pensé que había partes del cuerpo que ya no tenía, pero ¡Uuuuu!¡Un potro!
-¡Abuela! ¡Por favor!
-Sí, sí, ya sé mi amor que vos sos mi nieta y no te tengo que contar…pero me acuerdo y ¡revivo! Para mí que se había tomado algo. No puede ser…¡ Tanta virilidad! según él, nada de nada, y a mí que me importa si tomó o nó, con tal de pasarla bien…pero eso no es todo..
-¿Hay más?
-Es un caballero, me invita a cenar, al cine, al casino, tengo que pagar yo porque el pobre no tiene un mango, pero no me importa, te juro. Tenía esa platita guardada en la caja de seguridad y dije: me voy a morir y esa plata va a servir para que ustedes se peleen nomás. Así que me tomé un remis el otro día, saqué la plata y se la presté, porque está por hacer un negocio y el pobre estaba amargado que no tenía de donde sacar. A mí no me pidió eh, pero me contó la historia y yo le caí con la sorpresa. ¡Estaba tan feliz!¿Querés que te cuente cómo festejamos?
-En el basural, me imagino…Abuela ¿no será la plata de la venta del departamento lo que le prestaste, no?
-¡Si! ¡Esa misma! ¿Qué es la plata, Feli?¡No vale nada!¡Lo que valen son los momentos! No le vayás a contar a tu mamá porque es más cerrada mirá…no sé a quién salió tan estructurada la pobre…
-Serena…soy Serena abuela. Te hago una pregunta ¿Al basural lo llevaste vos o él te llevó?
-En realidad él me llevó, me ensañó la inconciencia de esta ciudad que no para de ensuciar y tiene unos amigos ahí, que son pobres y los ayuda ¿No es un santo? Les lleva remedios y ellos le venden droga, él dice que se las compra para que no la consuman ellos…es más bueno…lo tenés que conocer. Tiene un solo problemita, Feli, bah… dos…
-Serena abuela…SE RE NA
-Es un poco menor que yo y tiene un tatuaje que dice “Marta”, pero bue… Te cuento lo último y te dejo nena, que debés estar ocupadísima…Me dijo que se quería casar conmigo
-¡No!…¿que le dijiste abuela?
-Le dije que lo iba a pensar, no le iba a decir que sí así de primera ¿Qué va a pensar?¿Que estoy regalada? Lo último, lo último nena, no le vayás a decir ni una palabra a Serena, mirá que ésa es parecida a tu madre… Te quiero Feli…besito besito.

11 Respuestas

  1. Estupendo ,verdades y mentiras que se entremezclan cuando pasan los años. Un beso

  2. Cecilia Martinez dice:

    Me encantó ese delicado equilibrio entre el humor y la locura. Además, me lo imagino leído como leés vos y me encanta!.Lo único que no me cierra (que bruja) es el título ¿porqué porquería? “el amor a la basura”

  3. Me encanta me encanta me encanta. Felicitaciones Marina.Además, lo imagino contado por vos, como yo lo oí y me deleito.El único pero es el título ¿porqué porquería?. ( el amor a la basura).

  4. Sebastián González dice:

    Que bueno es poder leer buenos cuentos sin tener que recurrir a autores reconocidos. Muy bueno.

  5. ISABEL SALAS MEYER dice:

    Muy buen cuento ,me encantó y me llenó de ternura.Excelente final

  6. marina dice:

    Gracias a todos por los hermosos comentarios; me llenan de alegria!

  7. cunununi dice:

    estupendo valores sobre todo felicitaciones Mar!!!!

  8. un cuento divertido, me gustó. ¡ A seguir escribiendo Marina!

  9. machupicho dice:

    Muy bueno y bien contado el relato. Muy tierna la abuelita, con ciertos rasgos de senilidad la pobre…

  10. Angie dice:

    Me llenó de ternura. Esa abu es deliciosa en lo que ve y en lo que no quiere ver. Y la apuesta al amor, más allá de la inocencia, la mentira y el abuso… porque porquería o no, todos queremos vivirlo.¡ Por algo, será! Gracias por tan buena historia, Marina.

  11. Marcela dice:

    Delicioso Mar, muy bien contado, realmente que porqueria el amor!
    MIF

¡Dejanos un comentario!

ACCESO USUARIOS